sábado, 6 de octubre de 2012

Contrails y Chemtrails, ¿realidad o ficción?

En esta entrada, nos introducimos un poco más en conceptos relacionados con la atmósfera (o no).
Los observamos con frecuencia en nuestros cielos y provienen de los aviones. Estoy hablando de los Contrails o estelas de condensación. 
Estelas de condensación de un avión. La distancia entre los reactores y la estela se debe a  la interacción del agua a mayor temperatura que el aire que la rodea en la atmósfera.
A la altura a la que vuelan los aviones, la temperatura desciende hasta llegar a los -60ºC (el gradiente de temperatura es de 6,5ºC por 1.000m de altura = la temperatura baja 1ºC por cada, aproximadamente, 154m que ascendamos). 
Temperaturas realmente frías que provocan la rápida condensación del agua nada más ser expulsada por los reactores de los aviones. 
Cuando el aire húmedo se satura y se condensa, podemos observar una "estela" que sale de cada uno de los reactores conforme avanza el avión. Se tienen que dar unas condiciones atmosféricas específicas para que se formen estas estelas, entre ellas, un alto nivel de humedad en las capas altas de la atmósfera. Es por ello, por lo que no todos los días, pese al paso de cientos de aviones sobre nuestras cabezas, veamos dichas estelas.

La duración, la extensión y la densidad de estas estelas dependen básicamente de la humedad, las turbulencias y los vientos que soplen a la altura a la que vuele el avión. En el caso de que estas estelas permanezcan más tiempo en el cielo significará que hay un alto grado de humedad, en cambio, si desaparecen con cierta facilidad nada más ser expulsadas, la humedad será más baja. Como las condiciones (humedad, turbulencia, vientos) cambian conforme ascienda o descienda el avión, podemos encontrarnos con una estela que se corta de repente, o que aparece como si tal cosa...
Así lo explica la NOAA:

"Ocasionalmente un avión de reacción, especialmente si está ascendiendo o descendiendo, pasará a través de una capa mucho más seca o más húmeda de la atmósfera lo que puede producir el patrón de estela rota observada, apareciendo esta de forma segmentada en vez de continua."

Así de fácil. Ni más ni menos. Física pura. 

Pero siempre se tiende a buscar un "más allá" (lo haya o no) en este tipo de temas. Aparece la teoría de los Chemtrails (estelas químicas) para intentar explicar, de otra forma alejada de la ciencia, la "misteriosa" aparición de estas estelas que desprenden los aviones.


Esta teoría se basa principalmente en observaciones de estas estelas, afirmando que están formadas no por vapor de agua, sino por productos químicos o similares (fumigación, sustancias contaminantes), con el fin de causar algún daño a la población o al medio ambiente, entre los que se encontrarían la causa de las sequías, inundaciones repentinas, guerras biológico-químicas, propagación de enfermedades... 
Las formas que adquieren las estelas, la densidad o la duración en el cielo son algunas de las bases de esta teoría.
Según quienes la defienden (yo no me considero entre ellos), afirman que estos Chemtrails son más densos, más persistentes y que se extienden con mayor facilidad en el cielo. Además se caracterizan por su aparición o desaparición en el cielo, cambio misterioso del rumbo del avión (fumigando una determinada zona...).


Personalmente creo, que nadie nos está fumigando, ni tiene esos objetivos en su cabeza como provocar una sequía en nuestro país, ni provocar la expansión de enfermedades derivadas de esos "contaminantes" que expulsan los aviones. La física lo explica con pruebas que pueden ser demostradas, punto importante que no tienen los observadores de esos eventos.

Si una zona en el mundo, ya sea la Península Ibérica o EEUU, se encuentra en un período de sequía, será porque no llueve, ya que quizá nos encontraremos con un dominio claramente anticiclónico que impida la llegada de lluvias, pero no porque hayan "fumigado" la atmósfera para que no llueva. 

Imagen de Satélite de EEUU, donde se aprecia las estelas de los aviones.
No comparto esta teoría, ya que con esa regla de tres, podríamos culpar a "alguien" de una nevada en el centro de Madrid que ha dejado más de 5cm de espesor. Culpamos a alguien por haberlo provocado, pero no tenemos en cuenta las condiciones atmosféricas, ¿verdad?. Quizá cambiemos de opinión al saber que en el momento de la nevada, la temperatura era de -5ºC y que coincidió con la llegada de precipitaciones asociadas a una borrasca. 
Si no llueve, será que tenemos altas presiones (tiempo estable y soleado), no que alguien haya fumigado para que no sólo desaparezcan las nubes sino también la borrasca a la que venían asociadas...

El arcoiris aparece cuando la luz del sol incide sobre las gotas de agua de las nubes (debido también a la estructura de las gotas de agua). Esto es una estela de un avión:




Hoy estoy mirando por la ventana y los claros se mezclan con algunas nubes altas y medias (inofensivas y poco compactas), pero no veo ninguna estela. ¿Se ponen de acuerdo para fumigarnos un día si y otro no?¿No está pasando ningún avión encima de la capital de España en estos mismos momentos?. ¡Qué raro!. ¿Qué respuestas y argumentos sobre los que basarse, daría a estos casos una persona que apoya esta teoría?.



Os dejo un enlace de la NASA (está en english), donde desmonta cada cada una de las hipótesis de esta teoría:


Pues bien, a partir de aquí, que cada uno piense y reflexione. 

1 comentario:

  1. Buena entrada, buenos argumentos e interesante debate! :)

    ResponderEliminar

Carlos Velasco